Sudando calenturas ajenas

El que el Congreso de la República de vigencia a la Ley Universal de Planificación Familiar y la del Adulto Mayor, es una razón para pensar que no todo es imposible en la maraña política guatemalteca, siempre y cuando no se quede en papel, y lleguen a ejecutarse adecuadamente.

Porque del dicho al hecho hay mucho trecho, y lamentablemente en Guatemala es aún difícil hablar abiertamente de sexo, de enfermedades sexuales, de relaciones y preferencias sexuales, de sexualidad, temas que implican salud y mejor vida para las mujeres, para los adolescentes y en general para toda la población.

Ojalá que la estrechez mental y moral del presidente y otros miembros del ejecutivo y de la iglesia no interfieran, ojalá también que no empiecen a poner trabas con el presupuesto que requiere la Ley del Adulto Mayor, sino que redistribuyan adecuadamente los gastos gubernamentales, al fin y al cabo todo es cuestión de prioridades, invertir en seres humanos es mucho más importante que los viajes de los gobernantes, las mejoras de infraestructura de instituciones ineficientes y burocráticas o el salario de los seleccionados de fútbol.

Y ya que habló de estrechez, no puedo dejar de mencionar la pésima decisión, por no decirlo de otra forma de absolver a Ríos Montt de los cargos por participar en el Jueves Negro, ¿qué no hay evidencias?, que argumento más tonto, o las personas del Ministerio Público son ineptas, o están amenazados o simplemente se vendieron, cualquiera de las tres razones son posibles. Lo que no es posible es que la “justicia” se siga burlando de los guatemaltecos, que ocurran cosas terribles como las que sucedieron ese día, y que casi tres años después exculpen al que obviamente provocó todo esto, y que los que sean condenados puedan pagar para no ir a la cárcel, quien sabe si con nuestro propio dinero, no hay que olvidar que durante el gobierno del FRG, las arcas del Estado se vaciaron.

Y ya por último, pero no menos importante, el que Cindy Sheehan, una de las activistas contra la guerra en Irak haya sido arrestada, demuestra una vez más el autoritarismo de Bush, la ceguera que impregna un país que contamina a los demás y la obsesión del gobierno gringo por que la guerra siga y la sangre de tantas personas se siga derramando. Que pensaría Bush, si su hijo hubiera muerto en Irak como el hijo de Sheehan o como tanto latino que ha sido enviado al frente. ¡Para eso si está bien que los latinos crucen la frontera! Y unido a esto, así como murió él, y como ha muerto tantos en un combate absurdo, es lamentable que ocho guatemaltecos hayan muerto en el Congo, sudando calenturas ajenas. Señor Presidente, medite cada acción, en Guatemala hay mucho que hacer, muchas escuelas que reconstruir, mucha violencia que frenar para estar enviando soldados a otros lados. Todo lo bueno que empiece en la casa.


La Hora 2 de febrero de 2006.

Comentarios

Quique dijo…
Allí sí que calenturas ajenas! Besos

PS Usted siempre tan elocuente, me encanta cómo escribe
Caro dijo…
Muy bueno!! Que siga che!
Un abrazo

Entradas populares