Pornografía

Hace unos días se desató en Jutiapa el escándalo, adolescentes de este departamento aparecían en un video porno. Engaño o abuso he ahí el dilema.

Las discusiones empezaron: fueron engañadas. No, ellas se vendieron.

Esta última aseveración, totalmente absurda. Ellas son menores de edad y, quienes realizaron este material seguramente son parte de una red de explotadores sexuales de niñas, de niños y de adolescentes.

Pero no, acá el machismo, el maldito machismo habla más fuerte y más en el oriente del país. Entonces es más fácil señalar a los más vulnerables, “niñas bisbirindas” escuché decir, “mañosas”, ¡que ceguera!

Mañosos ellos, y quienes compran y consumen la pornografía, porque si no existieran consumidores de sexo infantil no tendría sentido este negocio y sinvergüenzas además todos esos funcionarios públicos, entiéndase policía, que se hacen de la vista gorda cuando estos videos empiezan a comercializarse y no los retiran del mercado y empiezan a perseguir el crimen. Y esas requisas… seguramente pasan a ser parte del entretenimiento de los guardianes del orden, videos con los que pierden el tiempo en lugar de cumplir con su trabajo y velar por la seguridad de la ciudadanía.

Y para que quede claro abusar de una o un adolescente, violentar su persona, su cuerpo, coaccionarlas para involucrarlas en pornografía, es un crimen, la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia es clara al decir que los infantes y adolescentes deben ser protegidos contra todo forma de explotación o abuso sexual.

Y luego que el director del colegio donde estudiaban estas adolescentes salga y de declaraciones en las que afirma que no está de acuerdo en recibir a las adolescentes en la institución, pero lastimosamente la ley las ampara, por favor, una persona tan ignorante no merece dirigir un colegio, esto sumado a la actitud de los indignados padres de familia que sacaron a sus hijos de este centro de estudios para que no sean mal influenciados, son verdaderamente lamentables.

¿Qué pretenden? echarlas del establecimiento, de su departamento, del país.

Esto me hace recordar el caso de una niña en Petén, que fue abusada por el maestro de la escuela, no sólo fue la víctima, sino que además, tuvo luego el rechazo social, el pueblo entero se volcó contra ella, hicieron que dejara la escuela y también su casa. La culparon por bonita, abrase visto. ¿Acaso cada vez que una mujer se arregla, se pone falda corta, se pinta o sale a la calle es entonces culpable de que la ofendan, la toquen o la violen?

No pueden condenar a las niñas, estar involucradas en esto, haber sido utilizadas para la producción de estos videos no las convierte en prostitutas, ni significa que les guste.

La pornografía no está tipificada como delito y esto al igual que la violación es algo aberrante, despreciable. Las leyes en este sentido son totalmente injustas, ¿cuántos años dan de cárcel a un explotador a un violador?, leía hace poco que a un hombre que violó a su hija de 9 años podrían darle una pena de 8 a 20 años, nada más.

¿Es eso justicia?, cuando veo estas cosas, creo que la Ley del Talión debía de ponerse de nuevo en práctica, ojo por ojo, y violador o explotador hallado culpable, o capado o sentenciado de por vida.

La Hora 9 de febrero de 2006

Comentarios

Le escribo para felicitarla por su columna en la edición electrónica del diario la hora y estimularla para que siga adelante conla denuncia valiente de hechos tan desecrables como el abuso de menores.
Mi nombre es Juan Pinto soy pintor exiliado en los Estados Unidos.
Parte de mi trabajo está en www.jcarlospinto.com el cual le pongo a sus ordenes para cualquier proyecto de colaboración que pretenda ayudar a la educación, proyectos y victimas de estos casos. Sin más me despido como su servidos.
Jcarlos pinto.
Quique dijo…
Me parece más que al violador le peguen una buena cogida por mucho tiempo con un palo o algo así, así la ley de talion se cumpliría al pie de la letra.
Orlando dijo…
Insisto en que tu vocabulario y la forma de hilar tus editoriales es esquisito.
Abrazos

Entradas populares