Paraguay

Una noche tibia nos conocimos
junto al lago azul de Ypacaraí.
Tú cantabas triste por el camino
viejas melodías en guaraní.
Y con el embrujo de tus canciones
iba renaciendo tu amor en mí
y en la noche hermosa de plenilunio
de tu blanca mano sentí el calor
que con sus caricias me dio el amor.


Camino por calles silenciosas, es fin de semana y los paraguayos parecen haber olvidado el centro de Asunción, mientras festejan a San Juan y el calorcito que deja estos días, como un paréntesis, en una época en la que el sur saca bufandas, botas, gorras y abrigos.

Las casonas viejas, coloniales, añorantes, el blanco y bello edificio en que labora Lugo y el Museo del Ferrocarril parecen parte del cuento de la bella durmiente. A penas al anochecer cuando titilantes van encendiéndose poco a poco los faroles en las calles el panorama cambia, los guaraníes sonrientes y amables brindan con Pilsens frías en los bares, cantan en coro en un parque ayudados por un altoparlante y muestran artesanías de cuero labrado en la feria.

A lo lejos alguien acaricia un arpa y vuelan notas con poemas inmersos en el campo, la lluvia, el cielo y el barro que se transforma al calor de manos que forman y del fuego.

Las horas transcurren y al reflejarse el sol en el río Paraguay que recorre un costado de Asunción, los kioskos en las calles cobran vida. Cómo envidio esos oasis en calles y avenidas, tapizados de revistas, periódicos, CDs y libros de bolsillo. Los transeúntes avanzan con el termo y la guampa para acompañarse de mate o terere, mientras yo encamino mis pasos hacia las cercanías de la sierra, a buscar el lago azul de Ypacaraí, inspiración y recuerdo.

Hay otro mundo en este mundo, colonizado años atrás por alemanes, siento a algunos de mis ancestros ahí, aunque siento más a los paraguayos en mí, que puedo decir, no me siento sola ni extraña, esta tierra quiere. Calidos, amorosos como dicen acá, vierten su gesto afable y fraterno en comidas exquisitas, la sopa paraguaya que no es sopa, el chipá guazú, delicado, sublime, las cascos de guayaba y el mamón en almíbar, perfectos para endulzar la sonrisa, tal y como el lago suaviza el alma.

Me extravío entre historias y paso mis dedos entre páginas trepadas del ingenio de Roa Bastos, Halley Mora y Carlos Martiní, mientras el frío empieza a colarse y festejar el invierno.

La Hora 25 de junio de 2009

Comentarios

Leon dijo…
Qué texto más lindo, tu apreciación de Asunción capta el espíritu de lo que viste y viviste allá. Habrá una mejor forma de describir un viaje? Hermosisímo texto.
Luis Villond dijo…
¿A cuántos de nosotros Bukowski nos habrá golpeado dejándonos la cicatriz imborrable de su existencia?
Anónimo dijo…
dicen por ahi que andaba muy acompañada en ese lugar y luego de leer esto es claro que estaba feliz, lo que no entiendo es porque el misterio, porque no dice quien es, porque?
Anónimo dijo…
Pretty nice post. Ӏ just stumbleԁ upon your weblog and wished
to mention that I've really enjoyed surfing around your weblog posts. In any case I'll be subscгіbing on your feed and Ӏ'm hoping you write again soon!

My page: travel
Anónimo dijo…
Јourney with me with a little luck and some good massage theraрy, or added to thе choices, Large beverages are the best.
Τгue to Τraditiοn who set a presѕured pасe, helԁ sеcond by a half-length oνег
Redefined. Long live erotic massage You deserѵe the bеst.
Exfoliating the skin and deliνers thе gel and beneficial сomponents.
The аftеrnoon beginѕ with a bгief detаiled еxplanatіon.
Oddly, thеse uppеr and lower baсk.

Here is my sіte ... sensual massage London
Anónimo dijo…
I have beеn exploгing fοr a little for any high quality artiсleѕ οг blog pοstѕ оn this kіnd of sρace .
Exploring in Yahoo I evеntually ѕtumblеd upon this
web site. Reading this infо So i'm happy to convey that I have an incredibly good uncanny feeling I found out just what I needed. I most indisputably will make sure to don?t overlook this web site and provides it a look on a relentless basis.

Visit my site - natural skin lightening

Entradas populares