Prohibido fumar

Mañana entra en vigor la Ley Antitabaco , algo que personalmente me agrada, que aplaudí al ser aprobada y que espero ansiosamente, aunque colectivamente al mencionarlo suelo escuchar expresiones como: nadie lo va a cumplir, eso no tiene sentido en Guatemala, acá no cuenta, o te imaginas como se van a enriquecer los policías y otros funcionarios con las mordidas que van a sacar en los bares….

Y hasta cierto punto, entiendo la duda, ¿cuándo se han respetado las leyes en Guatemala?, hay quienes dicen que todo responde a una estrategia psicologica: prohibe fumar y tendrás más fumadores, aunque en realidad debería de ser todo lo contrario, y muchos más que se ríen luego de la prorroga que anunció el vicepresidente Rafael Espada, sí, aunque parezca paradójico, al igual que la prorroga para la planilla del iva o la compra de la calcomanía del carro, para que esta ley entre en vigor como tal hay una prorroga anunciada.

Con todo esto no se al final si alegrarme o no, porque si todo resulta como comunmente ocurre en el país, además de continuar intoxicando mis pulmones voy a dañar mi hígado al recordar que hay una ley que nadie respeta.

Sin embargo, tratando de ser optimista, lo cual me cuesta, intentaré darle el beneficio de la duda a la implemenmtación de esta nueva ley, que en otros países ha funcionado muy bien, pese a que los indices de fumadores son mucho mayores.

Intentaré también creer que quienes deben velar porque esta se respete lo harán concientemente.

Aunque en realidad y esto es más bien una utopía, este tipo de reglamentaciones no deberían de existir si aplicaramos cotidianamente la frase de Benito Juárez : “el respeto al derecho ajeno es la paz” y quienes fuman tuvieran la consideración de apagar sus cigarros frente a los que no lo hacemos.

Aunque si tomamos al pie de la letra ese enunciado estaríamos dando por terminada la carrera política de muchos y el éxito de otros, usted querido lector o lectora ya sabe.

La Hora, 19 de febrero de 2009.

Comentarios

William Romero dijo…
Ayyy... Es una dura situación tanto para los que fuman como para los que no. Entiendo que es molesto para alguien que no gusta del cigarro que fumen en sus narices tanto como entiendo también que es molesto que nos quiten el derecho de hacerlo.

A mi parecer, creo que no esta mal... Lo admito, no esta mal porque he reducido la cantidad de cigarros que fumaba pero lo que no me agrada es que nos hayan dejado sin espacio de hacerlo en ninguna parte.
Creo que allí es donde esta el punto de quiebre ya que si la gente no respeta la ley es porque no le parece justo no poder hacerlo en ningún lugar; porque juro que no me importaría hacerlo si tuvieramos aunque sea un área.

A si mismo, también creo que vicio es vicio y si por cáncer de pulmón muere gente por el alcohol también. Es cierto, no dañas a nadie con tomarte un trago tu pero y ¿si chocas a alguién?... No creo en la patraña de que eso no pasa a menudo porque no es cierto. Cuanta gente no se ve por la roosevelt los domingoS por la mañana tirada en la calle que la mandan al carajo una noche de sabado de alcohol. O cuanta gente no muere porque los demás en sus arranques alcoholicos de furia se creen Clint Eastwood y quieren matar al que se le ponga en frente.

Todos los vicios afectan y si regulan uno que lo hagan con todos.

Aclaro que no peleo contigo Claudia, pero no es una ley totalmente genial desde algunos puntos de vista.
Leon dijo…
Ah! Tan rico que era fumar! Lástima que ya no puedo, pero aplaudo la medida porque ahora el olor del tabaco quemado me ofende.
Hilda Guzmán dijo…
Por ahí alguien me dijo: "Deberían poner una ley antimareros. Los mareros nos están matando más rápido que los cigarros".
Mark dijo…
I guess this law indicates all of the other problems facing Guatemala have been resolved.
regina dijo…
Los fumadores siguen teniendo derecho a fumar, nadie se lo ha prohibido. Lo único que ha cambiado es el lugar, en ambientes cerrados ya no se puede. Yo no soy fumadora, pero trabajo en un lugar en el que antes se permitía fumar, y cada vez que salía del trabajo, me sentía envenenada, y el olor a cigarro impregnado en mi pelo y mi ropa daba asco. Ya no tengo que respirar el humo que sale de los pulmones de otras personas. El de las camionetas sí, pero, poco a poco.
Anónimo dijo…
I κnow this wеb sіtе pгesents quality baseԁ
articles or revіews аnd extra dаta,
is thеre anу othеr web sitе whіch giνeѕ thesе κinԁs οf ԁata in qualitу?


Here іs my ѕite; culinary tours san francisco

Entradas populares