GuateMALA

Si, lo digo sin empacho yo que siempre defiendo este terruño, sus atardeceres, sus recados exquisitos, sus rincones, míos en realidad. Aunque me expreso mal, no es el país el malo, esta terminación no se aplica correctamente a su nombre, pero sí califica extraordinariamente bien a muchos y muchas chapinas que cual zopilotes sobrevuelan el espacio para ver a quien devorar.

En mi caso, yo como periodista y como mujer, debo, al parecer o según ellos, de responder a los criterios de muchos y muchas cuando deseo expresarme, si opino en un medio, tengo, así lo creen por lo visto, que acabar con la reputación de quien escribo, ningunearlo, de lo contrario soy una vendida y si a eso sumamos mi género, soy además una cualquiera que cambia sus palabras por favores y cariños.

No puedo siquiera pensar en hablar de un hombre, sea este artista, político o académico, porque rápidamente me acusan de que algo quiero, algo tengo, algo me da o le doy, que viene siendo lo mismo. Y lo digo, ya que como últimamente escribí sobre algunas personas que han destacado en el mundo de las artes, he recibido no pocos comentarios, muchos anónimos por cierto, que me señalan de diversificarme culturalmente entre el cine y la poesía más allá de mi criterio y admiración, en otros aspectos que si fueran ciertos o no, no les incumbe.

Así las cosas, así la molestia que me invade por estos comentarios baratos, por las envidias, la poca visión y la imposibilidad que tienen muchos y muchas de apreciar lo bueno en los demás, pero si la de ver la paja en el ojo ajeno, sólo puedo pensar en ellos como malos, malas, como mediocres, resentidos y bajos.
Dicen que aclaración no pedida, culpabilidad manifiesta, pero dicen también que el que calla otorga, y no pienso conferirles nada, así que sepan pues, quienes se arden cuando aplaudo el talento de quienes respeto, que me sobran virtudes, inteligencia y talento para obtener lo que quiera y que escribo con el mayor de los gustos sin esperar nada a cambio; escribo lo que me nace, que a diferencia de quienes envían estos mensajes, son palabras de optimismo, de orgullo y de esperanza.

La Hora, 10 de julio de 2008.

Comentarios

William Romero dijo…
Anónimos! Gente que no tiene la capacidad de dar la cara, que temen a dar su opinión y que aun así, se atreven a criticar al que la da. Gente sin potestad de hablar y que utilizan la libertad de expresión para tapar su ignorancia. Siga escribiendo como lo hace, siga defendiendo su creencia y no haga caso a la gente.
Leon dijo…
¿Qué tendrá de malo comentar bien de los demás? ¿Será que vivimos en una olla de cangrejos? Como ya apunté en otro post en este mismo blog, desde que tengo memoria los ambientes intelectuales en Guate (y otros también) parecen esos rings improvisados en donde la mara pelea en combates sin reglas, en donde todo se vale. Habria que hacer un happening que empiece con el clásico, "en esta esquina..." y con máscaras, para simular la realidad de los stalkers y los anónimos que se agazapan entre el centeno viendo a quien chingan. Pero tu, seguí adelante como siempre, no te contaminén con las heces de los citados. Que se revuelque ellos en las propias, como en un círculo del Infierno de Dante.
Anónimo dijo…
Como siempre estoy convencida de que cuando algo no nos parece lo gritamos sin reparos a los cuatro vientos pro para defender lo que nos parece somos pocos, nos cuesta. Las personas con puntos de vista diferentes las mejores victimas y menos los espacios, que se hace sigue escribiendo asi sin importar los cerrados de mente
Anónimo dijo…
Como siempre estoy convencida de que cuando algo no nos parece lo gritamos sin reparos a los cuatro vientos pro para defender lo que nos parece somos pocos, nos cuesta. Las personas con puntos de vista diferentes las mejores victimas y menos los espacios, que se hace sigue escribiendo asi sin importar los cerrados de mente
Sergio Espada dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio Espada dijo…
Claudia, usted esta en el derecho de opinar. No se preocupe, si usted conoce a sus adversarios y mejor aún si dicen ser sus amigos, pues en cuanto más conoce a sus adversarios, aún más vulnerables son.
Podrán invadir tu casa, tu trabajo, tu correo, pero nunca tu mente. Hay que ser algo maquiavélico, dulcemente, maquivélico. Salir, es ver la luz, pero se proyecta sombra.
Anónimo dijo…
hay hay hay
pobrecita
la muchachita
fresita.....in....feliz
porque sufris asi
porque lloras tanto
las nenas también lloran
buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Roberto dijo…
Solo les faltó decirles: son una partida de cerotes! o es serotes??

Saludos.
Leonor dijo…
Estimada Claudia,

LeI tu artIculo y me conmoviO. No porq sea algo nuevo o desconocido,
sino por ser algo vivido... que una piensa q poco a poco va cambiando.
Conmueve saber q no es asI... entristece tambiEn.

Soy guate, vivI allA hasta marzo del 2006, en San Juan SacatepEquez.
ImaginarAs cuanto me angustia la difIcil situaciOn de represiOn y violaciOn
de sus derechos q sufre la poblaciOn allA.

DespuEs de leerte y unir mis pensamientos quiero sugerirte q busques
a personas del pueblo, con quienes platicar, compartir, contar sus
historias. Son historias q no son contadas. Ellas son personas
mAs Integras (holistas) q se saben parte de la comunidad, q saber
valorar las capacidades de otr@s.

Sabes, pienso en la Sra. Kaqchikel presa al dIa siguiente de ser decretado
el estado de PrevenciOn en SjS. QuE serA de sus hij@s? De su casa?
Pienso en Carmela Curup, la 1a mujer Maya q recibiO el tItulo de
Abogada en Guate, Kaqchikel que estA defendiendo a l@s sanjuaneros
presos, quien es constantemente amenazada de muerte.

Te felicito por decir lo q dices. Te felicito por utilizar bien tus capacidades
y te invito a escribir sobre quienes no pueden escribir.

Mis mejores deseos,

Entradas populares