Que el sufrimiento de Guate caiga sobre ustedes

Ya pasaron cuatro meses desde que el Banco de Comercio se declaró en quiebra; quienes tenían guardado su dinero y su confianza en ese banco aún esperan, reclaman, manifiestan, con todo derecho, aunque quizá ingenuamente, porque está visto que ese tipo de problemas nunca se solucionan, así los candidatos a diputados y a presidentes prometan y juren que al estar en el poder se encargarán de solucionar todo. Palabras, palabras, palabras.

Como las que pronunció cuatro años atrás el hoy Presidente, responsable en buena medida de muchos de los desastres que vive el país, la quiebra de los bancos, las violaciones a los Derechos Humanos que se vivieron en las cárceles por el hoy candidato a presidente, en ese momento nombrado por Berger.Eso sin contar con toda la ineficiencia con que el Gobierno manejó la situación provocada por la tormenta Stan, la violencia que se ha incrementado en el país y los desbarajustes que el magisterio y la Ministra han provocado.

Pero él ha seguido igual, campante, diciendo incoherencias, inaugurando obras, chorritos, puentes, que ojalá duren, recibiendo mandatarios de otros países como Bush con toda la pompa y el despilfarro y con un Gabinete que no ha servido para nada, para muestra, y va de nuevo la cartera de Educación, más las de Gobernación, la de Agricultura, Ganadería y anexos que no ha podido trabajar bien el programa de leche escolar, entre muchos otros.

Si a estas alturas se les pasara la lupa a conciencia, seguramente todos y cada uno de ellos, en donde me faltó incluir gobernadores y alcaldes, como el de San Pedro la Laguna que quiere cambiar la escuela por un mercado, digo por si se les olvida, dejarían mucho, pero mucho que desear, quedando así como estafadores, y no estoy diciendo que se hayan robado nada, eso sólo ellos sabrán, bueno y los cercanos colaboradores.Yo lo digo, porque quien cobra un salario y no ejecuta su trabajo como debe ser comete estafa, y en este caso es contra el pueblo.

Ojalá que los negocios que al estar en el poder, licitaciones, bancos quebrados y las cachas que nunca faltan les aprovechen, o no, que se les haga sal, como el llanto de quienes sufren por miedo, por hambre, por duelo.

La Hora, 17 de mayo de 2007.

Comentarios

Josecarlos dijo…
Hola Claudita,
Tenés razón con tu artículo, y lamentablemente TODOS LOS POLITICOS son basicamente lo mismo, seguiremos así por los siglos de los siglos.
Tambien tienes razón, que TODOS deberíamos hacer bien nuestro trabajo, es lo único que nos queda en éste país, sin importar si los demás lo hacen o no.
De nada servirá que inauguren mil escuelas nuevas y mil chorritos si cada febrero a mayo de cada año magisterio hace bochinches, así ha sido por los siglos de los siglos.
Después de semana Santa, simpre hay huelgas de buses urbanos, con éste año como excepción... fué clavo del transmetro.
En conclusión, guatemaltecos cíclicos como el invierno y verano, gobernados y gobernantes, todos viendo siempre nuestra propia nariz nada más.

Mejor pidamos otra chela, hay que madrugar para hacer mi trabajo mañana temprano.
saludos,
Silvia dijo…
Estás con el hígado en la mano...
pero que bueno...
Felicitaciones porque te atreves a decir "lo que otros
callan" para parefrasear a Alaide Foppa.
Mendel dijo…
BRAVO AMIGA!!!!
Ángel Arturo González dijo…
Claudia:

Recibe todo mi afecto y mi solidaridad en tus luchas.
Cariñosamente,
León dijo…
Me parece una nota escrita con el higado, pero presentada con una estetica especial, dura, efectiva. Sobre todo el final, estremecedor, tal vez mas ahora para mi porque el duelo me calo hasta en el mismo tuetano y porque mi madre pensaba igual que tu: la justicia no tiene color, ni filiacion politica, ni se puede comprometer mas que con dos poderes, la verdad y la victima.
Leon dijo…
Otrosí, como dirían los españoles de antaño: Guatemala está en manos de narcopoderes, mafias privadas y públicas y pequeños, pero letales, carteles. Sólo voces como la tuya se elevan por encima del silencio indiferente que nos caracteriza y al ritmo del cual bailan los políticos, el sistema de justicia y parte del sector privado (he ahí lo de los bancos) para sembrar una semnilla que, yo espero, algún día rinda frutos. ¡Adelante!
Paco dijo…
Excelente artículo. De verdad duele que el guatemalteco tenga que sufrir simplemente porque otros roban, estafan y hacen lo que les da la gana en un país en que la justicia parece nunca llegar.

Entradas populares