Hartazgo

Hartazgo, impotencia, rabia, tristeza, miedo, esos son los sentimientos que me invaden y desvelan. Pareciera que no hay nada que hacer, que todo está perdido, y lo digo aún y cuando dentro de mí se que no va a ser así, que siempre hay un poco de luz al final del camino.



Lamentablemente esa luz no pueden percibirla en este momento los familiares y compañeros de labores de Rolando Sántiz, el dolor los embarga y no es para menos.



Salir a trabajar un día cualquiera puede significar el fin, lo fue para él, y acá según las autoridades no pasa nada, y sí, a ellos no va a pasarles nada porque, como ya lo he dicho antes, están protegidos hasta los dientes con guardespaldas pagados por nosotros.



Es necesario ya que muestren un poco de dignidad y hagan algo, que justifiquen ese enorme salario que mes a mes cobran. El asesinato de Sántiz, no fue producto de la delincuencia común, como tampoco lo han sido los ataques a Juana Bacá de la Red de Mujeres Ixiles en Nebaj.



Esta lideresa Ixil fue agredida física y verbalmente dentro de las instalaciones de la municipalidad de Nebaj, el 30 de marzo, había acudido a la institución pública a entregar un documento y fue sorprendida por tres mujeres quienes comenzaron a agredirla verbalmente y posteriormente comenzaron a golpearla en todo el cuerpo, el hermano de una de las agresoras trabaja en el departamento de Recursos humanos de esa municipalidad. Los hechos se produjeron dentro de las instalaciones del ayuntamiento y la policía municipal que se encontraba en el lugar, presenció los hechos pero no intervino para defender a Juana. Posteriormente fue trasladada al hospital de Nebaj donde estuvo internada hasta el día de ayer, para ser atendida por los golpes recibidos y el riesgo que corría tomando en cuenta que está embarazada.

La integridad física de Juana está en peligro al igual que la vida de Antonio de León, el camarógrafo que acompañaba a Sántiz. El corazón de los hijos de Rolando y de su esposa, están dañados para siempre, esas son heridas que jamás sanan.

Y yo, al igual que muchas y muchos guatemaltecos y que todos los que trabajamos en medios de comunicación estamos hartos, tristes y dolidos. Es demasiado ya.

La Hora 2 de abril de 2009.

Comentarios

sergio dijo…
muy triste lo del periodista y alarmante lo de nebaj, el punto es cómo hacer para que esto acabe y tengamos paz.
William Romero dijo…
Torturas a la libertad de expresión... Repetimos de nuevo la misma historia; pareciera que no salimos de los 80s.
Leon dijo…
El ataque a Santiz fue teledirigido, es obvio, eso nadie me lo saca de la cabeza.
Leon dijo…
El ataque a Juana es un escándalo, pero revela la realidad que se vive en muchos pueblos de Guatemala en donde poderes ocultos se encargan de acallar a todo aquél que de verdad intenta mejorar un poco la situación de su gente. Qué terrible.
Anónimo dijo…
LO QUE PASÓ, PASA MUCHAS VECES, EN MUCHOS LUGARES.
SI NO NOS COMEN, ES PORQUE NO LES DEJAMOS.
NO PERDER LA MEMORIA.
NO PERDER LE ENERGÍA.
RESISTIR.
LA ÚNICA LUCHA QUE SE PIERDE, ES LA QUE SE ABANDONA.

Entradas populares