Faltando a mi palabra

Me prometí a mi misma no citar nombres y apellidos de los candidatos a presidente a la hora de criticar la contienda, por salud, por no gastar palabras, y porque “no me simpatizan”, y no quería verme de pronto hablando de éste o de aquel, dejando fuera al fulano y luego dar a entender que voy por el mengano.

Pero…no puedo, simplemente no puedo dejar de expresar mi malestar, la nausea que me provoca ver por aquí o por allá y encontrarme con rostros feos, porque es verdad, la belleza física no es uno de los atributos de los aspirantes a presidente, claro, con excepción de Fritz, que aunque gordito es bastante simpático, o sea guapo, nada más, aclaro; y sí, ya sé que en gustos se rompen géneros y que no se trata de caras bonitas, sino de aptitudes, cosa que a mi criterio, también es una carencia en esta campaña, y las razones para tal afirmación se evidencian cada día que pasa y pueden observarse al indagar sobre lo que han hecho, lo que hacen, además de contaminar visualmente la ciudad y lamentablemente se sufrirá cuando alguno de ellos llegué al poder y empiece a desmadrar lo poco que queda de país, de Estado, de gobierno.

Y sí, me hastía tanta foto, tanto cartelito con logos, tanto anuncio en la radio y en la tele, abrir la prensa y ver sus campos pagados y luego verlos sonreír en la foto captada en día de mitin en el pueblecito remoto del que nunca más se acordarán, eso ya se sabe.

Y bueno, al final de cuentas lo que me prometí no lo he incumplido, pues a excepción del homónimo del gato (esto lo entenderán los que gusten de cómics y caricaturas), no los he citado, digo a Colom, Giammatei, Pérez Molina, Arrendondo (¡ah no!, ese ya no), Caballeros (¿y las damas?), Cerezo, Albizurez, Monsanto y como 11 más, que si no los recuerdo es porque su publicidad ya no cabe.

La ciudad está sucia de tanta politiquería, además de lo que brota de los desagües, que por cierto este año no limpiaron, me siento copada, aturdida y mi vista violentada, de verdad me insulta ese despilfarro de dinero en basura. Ojala que el TSE los haga limpiar todo: vallas, paredes, postes, árboles, casas y piedras antes del 9 de septiembre, o mejor aún, ojala que la lluvia los lave, como en un rito espiritual; que se haga una limpia, pero no sólo de fotos, que se vayan ellos también.

Pispizigaña, 14 de junio de 2007.

Comentarios

Leon dijo…
Ni modo que vas a encontrar caras bonitas en los candidatos: recordá aquella cita de García Márquez, "después de los 50, cada uno tiene la cara que se merece...". Y sí, es cierto, Fritz está hecho una bola...

Entradas populares