Tránsito

Las más de dos horas de espera en La Aurora debido al retraso del vuelo son ideales para rehacer el equipaje, todo lo líquido, lo pastoso, lo punzante, debe ir empaquetado, envuelto, escondido en la maleta, ¿por qué?, si mi destino es el sur.

Ya instalada en el asiento 14B me caló la conversación de mis vecinos de asiento que, pese a mi insistencia, prefieren continuar cada uno en su lugar separados por mi presencia, impidiendo así un reparador sueño de un par de horas, camino a Panamá.

Ya en ese inmenso aeropuerto, la multiculturalidad, esa diversidad de pieles, tamaños e idiomas me distrae lo suficiente como para no pensar en el tiempo de espera, segundos, minutos, horas perdidas en pasillos rodeados de ventas de perfumes, licores y aparatos eléctricos.

Abordo por fin el vuelo hacia Sao Paulo, me esperan seis horas de viaje, de sueño, espero, y tras pasar unas cuantas páginas de mi libro, compañero de destino, me diluyo en el mundo de Morfeo que se interrumpe a momentos por la frase: “¿pollo o carne señora?”.

Al descender, las luces de esa enorme ciudad atrapan la atención de la tripulación, que levanta las cortinas plásticas de las ventanas para observarla, abstraerla, intentar imaginar episodios urbanos, oírla.

Debo esperar cinco horas más en este aeropuerto para volar a Brasilia, por suerte los rostros amigos de hermanos latinoamericanos, que van a la misma reunión que yo, me sorprenden y entre plática y abrazos el tiempo se esfuma.

El vuelo hacia la capital brasileña es turbulento, el viento, la lluvia y el aparatoso accidente de un avión de la misma línea el día anterior me perturban, trato de no pensar, de hacer volar también mi mente tal y como lo hace mi cuerpo, de perderme en algún recuerdo…

Ya en Brasilia por fin, el tránsito será un poco más duradero, algunos días que me permitirán gozar de ese acento tan sabroso, de esa música acompasada y ver si el reino de Lula se perpetúa unos años más, ¿quién sabe?

La Hora, 11 de Octubre de 2006

Comentarios

José dijo…
linda forma de narrar un aburrido viaje en avion.

Entradas populares