Mi lado izquierdo

Mi lado izquierdo, al menos el que se refiere a mis extremidades superiores, fue frenado por mi maestra de párvulos hace muchos, muchos años.

Desde entonces y hasta la fecha, mi espíritu también alineado hacia ese lado ha sufrido los embates de una dirección opuesta.

De esa cuenta, entré en un mundo en donde todo es recto, hasta la forma de sentarse en el escritorio, distinta a mi posición original cuando trabajaba con mi lado izquierdo.

Mi lado izquierdo es fuerte, mucho más que el derecho, mi pierna derecha está astillada y cuando hay frío se queja, mi lado izquierdo no, aguanta más, patea más fuerte y está mejor formado.

Mi lado izquierdo, no tiene cicatrices, al menos no visibles, como la que dejó la apendicitis en mi abdomen al final del lado derecho.

Mi pecho, que late del lado izquierdo y un poco hacia el centro, me hace irascible a veces, me ocasiona conflictos y emociones, me hace llorar, gritar, querer y odiar; el derecho no, se limita a ser la caparazón de un busto reducido.

Mi ojo izquierdo no tiembla, mira fijo y padece astigmatismo, es imperfecto como yo, como la vida.

En la política también tiendo hacia la izquierda, la derecha me limita, me controla, la izquierda y sus ideales me humanizan, aunque actualmente ni una ni otra me parecen buenas opciones.

El hemisferio izquierdo de mi cerebro controla el área del lenguaje y la escritura, pero también la lógica y el razonamiento, el derecho como en todo ser humano, está ligado a la sensibilidad y las emociones, y en ese sentido no concuerdo, voy más por la intuición y el sentimiento que por la rigidez y la razón, quizá por eso soy una contradicción andante.

Mi lado izquierdo me ha llevado a conocer gente luchadora, efervescente y apasionada, aunque algunos con el tiempo han cambiado los ideales por un estatus mejor. No los juzgo, allá ellos, pero mientras mi lado izquierdo siga latiendo, le voy a seguir el ritmo y pese a todo no voy a dejar de creer.

La Hora, 5 de julio de 2006.

Comentarios

Leon dijo…
Perfecto. Pero de plano tenés una ventaja, y es que cuando querrás vas a poder desarrollar ese lado izquierdo y ser ambidiestra (ie, con dos lados derechos). Eso te daría una gran ventaja. Es sólo práctica, pero si lo hacés, vas a ganar más de lo que creés. L
Emilio dijo…
Que lindo escribís, tu lado izquierdo inspira a mi lado izquierdo también y seguro al de muchas otras personas, tu lado izquierdo refleja tu franqueza, tu lado izquierdo late muy fuerte, mucho no podés imaginar cuántos lo escuchamos y lo sentimos.
Laura Asturias dijo…
Qué bueno tu artículo!!!

Siempre mandámelos, porfa, pue sme gusta mucho leer lo que mis compas están escribiendo.
Un abrazo
Quique dijo…
y a todo esto? todo lo hace con la derecha? todo, todo, todo, todo????
Samuel Pérez dijo…
Hola Claudia
Que lindo articulo. Este me ha gustado especialmente, y sabe qué? Por alguna razón, no entiendo cuál, lo leí de abajo para arriba.. y le encuentro una magia especial al leerlo de esa forma.. pruebe!
un abrazo a sus ambos lados.
sp
Silvia dijo…
Claudita, me enacntó tu columna sobretodo en estos tiempos que corren donde todo lo que sea lado izquierdo suena raro, viejo y maltratado.
De verdad es muy buena la refelxión.
Te mando un abrazo grande. Como estás de tu golpe? ahi nos vemos mañana.
Anónimo dijo…
Que linda columna chofa
que viva el lado izquierdo!!!!!!!!!!!!!!!!
Lucía Escobar
Beto Samayoa dijo…
Ahora sí... me gusta lo de su parte izquierda. Yo también soy zurdo.

Entradas populares