Au revoir

El sereno de la noche ha empezado a esparcirse sobre las hojas verdes. Al otro lado de la ventana, imagino al cielo deprimido ante el avance del tiempo que fulmina otro año. Y que más da que el calendario pierda las hojas, que importa que la luna se inflame una y otra vez cada cierto tiempo y luego se presente ante la oscuridad como un delgado hilo más amarillo que plata como la pintan los poetas.

Que se acabe el año, que se mueran los días y las noches también, que se erosione el cerro que bañaba de sombra las petunias moradas y el rosal amarillo. Que se nuble mi vista, por el llanto, por la edad… algún día.

El viento sopla suave, apenas se bambolean las ramas del cafetal, todo está oscuro, de luto quizá, estamos, si, yo también, de duelo porque fallece diciembre tal y como acabó abril y septiembre.

Mucha gente se ha ido, ¿cuándo lo haré yo?

A lo lejos el motor de un carro opaca el rechinar de un grillo (no puedo recordar si onomatopeyicamente hablando hay una forma de decirlo) y también el manoteo, no, el dedoteo de mis falanges sobre el teclado, sonido que había ignorado tratando de mirar la noche, la negrura de las horas lo dificulta.

El frío ha empezado a sentirse, los trozos de madera que tenía en la improvisada chimenea de barro se han apagado, como este mes, que metafóricas pueden ser las cosas cuando se están buscando sinónimos de fin, cuando el ánimo está como el momento, cuando a pesar de los pesares y de querer dar vuelta a la hoja, no quiero aún despedirme.

Que más da, que se vaya como se fue C, como lo hizo A, como lo hará L. Que suenen ya los cuetes para que este tortuoso silencio que sólo acompaña el clac clac de cada letra se interrumpa, que brillen las luces para que la densidad de las horas se aclare y para que yo vea otra similitud entre las gotas de llanto sobre las hojas frente a mi ventana, con las pringas de sereno que recorren mi rostro en este instante. Y así pueda por fin cambiar de página, despertarme del insomnio de estos días y caminar o descansar de nuevo, sin que la oscuridad, la negrazón, la noche me perturben tanto.

Comentarios

Jose dijo…
que lindo vos, igual que tu sonrisa, no llorés porfis, te quiero mucho, mucho y más.
besooooooooooooosssssss

(donde querrás)
Anónimo dijo…
Desde la distancia he seguido, compartido, apreciado y disfrutado su forma de escribir. "Au revois" muy especial y diferenete.
Saul Grisman/Houston
Anónimo dijo…
Lindo Clau, todo un poema.
manu-el dijo…
diáfana claudia...
una de las cosas que + valoro en cnd (pecosa) es su claridad, yo la llamraía ya claudia clara...o diáfana claudia...pq aunque envuelve sus textos de gracia e ironía, al final sp va al fondo de la cuestión y eso se agradece...
desde que te descubrí, es un gran placer leerte, guate valiente
no desistas nunca
m
Goathemala dijo…
Mi admiración más sincera por la calidad de estas letras y por las imágenes proporcionadas.

Saludos.
manu-el dijo…
no sé dónde opinar sobre gustos pero...¿cómo que sólo una bloguera adora a sabina y tarantino? ¿y qué le gusta al resto? boquiabierto me quedé!!!
Lucía dijo…
me gustan las columnas hechas con tanto sentimiento
Silvia dijo…
Claudita: sonas muy deprimida en esta columna. Ojala
que no sea verdad y que no pierdas esa energia que te
caracteriza. Te quiero mucho y si bien es cierto que
esto no cambia la coyuntura, por lo menos sirve de
aluiciente.
Quique dijo…
Simplemente lindo
Mendel dijo…
beso cariñoso, cálido y consolador. Ya viene 2008. Animo!
Itz dijo…
Claudita linda, te mando millones de besos con luz y
alegría, espero que el 2008 sea lleno de paz, armonía,
claridad, amor y entendimiento, claro, trabajo, salud
y dinero, jeje. Aunque ya estamos para mí en el nuevo
año, regido por el signo Noj, el de los pensamientos.
Te cuento porque si te da por ester pensando sepas que
es cósmico el asunto, jeje.
Más besos y feliz fin de año. Te quiero mucho mucho.
Cristian Mejia el de generalmente hablando de Guatemala dijo…
Bonito muy inspirada en el momento de adios. De pequeno siempre pense en decirte muchas cosas bonitas, al verte en la telly me emocionaba sin control, esperaba cada corte para verte, lo cool que sonaba tu voz. Ahora de grande que poco mucho te puedo decir, que inspiran tus palabras que eres sensible a la causa social,que tienes un don en el corazon. Te cuidas y mucho gusto de encontrarte en este mundo virtual.
Leon dijo…
Qué texto más hermoso, te felicito, inspirado hasta en la última grafía y de profundas referencias subjetivas. Sos poeta, siempre lo he sabido, hermana del lado luminoso Noche (no como yo, que soy hermano de la Oscuridad) y del lado oscuro del día. Y no te irás, aquí en tu obra estará algo tuyo para siempre.
manu-el dijo…
he releído esta reflexión tuya, claudia...y me he alegrado mucho al ver la respuesta que tuvo entre tu ciber-gente...tb me conforta saber que eres dura y peleona, que resistes tempestades, que tu flexibilidad de junco te permite doblarte sin partirte en dos...
Mario dijo…
Me enamoré de tu blog!:)

Entradas populares