La cultura cura

Así se llamó el foro que el jueves pasado se realizó en el Cantón Exposición, 4 Grados Norte, organizado por este último y el Colectivo Chilero Muchá. Se invitó a algunos candidatos a la presidencia, de los cuales sólo asistieron dos, Marco Cerezo y Rigoberta Menchú, de la DC y EG, respectivamente, así como representantes del PP, de CASA, GANA y los Unionistas, los grandes ausentes de los invitados fueron los de la Unidad Nacional de la Esperanza, lo cual, dejó claro entre los asistentes, el poco interés que este partido da al tema.

Las presentaciones estuvieron cargadas de ideas y propuestas, mismas que no se ven claramente reflejadas en sus planes de gobierno, cosas elementales que no ha realizado ningún partido al estar en el poder, porque de todos es sabido que, la cultura les vale madre.

El Ministerio de Cultura y Deportes destina el 70 por ciento de su presupuesto al deporte, y no lo critico, pero muy poco a la cultura, que es mucho más que las bellas artes y que está latente en todo el país, no sólo en la capital, donde el arte se promueve en buena parte, gracias al esfuerzo personal de la gente y al apoyo de empresas privadas, que apuestan por algo, que de vivirse a plenitud, como una ola, haría que otros graves problemas que aquejan al país se solucionaran.

Aplaudo la presencia de gente de estos partidos, especialmente, celebro el interés de Marco y Rigoberta y el entusiasmo que reflejaron en sus kioskos en la calle peatonal, lamento algunas actitudes manifestadas dentro del foro, la molestia que Mariano Rayo, Unionista mostró, la presión que algunos seguidores del Partido Patriota hicieron con los tiempos de preguntas y respuestas y la indeferencia de la gente de la UNE en un tema tan importante.

Y ya por último, exhorto a estos políticos, los presentes y ausentes a mandar sus propuestas, a usar la creatividad para gobernar, a relajarse y trabajar en conjunto, si es eso lo que pretenden claro, por una Guatemala multicultural de norte a sur, de este a oeste, sería maravilloso, que el tiempo que les queda de contrato con las vallas publicitarias lo donen después de la primera vuelta para algún colectivo artístico, así deberían ser las campañas políticas, más que con promesas, con hechos.

La Hora, 30 de agosto de 2007.

Comentarios

Duff Man dijo…
Después de gastarse más de Q200 millones en propaganda, uno cuestiona si ese dinero no igual pudiese haber sido desechado en un retrete, o bien, puesto en buen uso, a través de acciones que mejoren la calidad de vida de nosotros los gobernados. Ver el rostro a diario de una cantidas ABSURDA de aspirantes a puestos públicos, me enferma, y voltear la mirada arregla poco, no hay escapatoria, ni en los árboles.

Saber cuándo fue la última vez que asistieron a una presentación de libro, exposición de arte, etc., nos diría mucho de la postura individual de ellos. Por el momento, el beneficio de la duda. Gran columna, Claudia
Delia dijo…
Me parece excelente, el artículo, Claudia.
Desde el principio, Maco Cerezo me parece el más conciente en algunos temas.
Un abrazo,
Juancho dijo…
e inclinas muy bien chofa, hacia el sentido común que es el menos común de los sentidos, lo enfocaste bien, te mando un fuerte abrazo y que estes bien. sluds.
EL ENMASCARADO dijo…
El estado y el arte!! seguira paternalistica la vaina..

El estado debe proveer descuentos en impuestos y cobertura de salud al artista lo demas SE LO TIENE QUE BUSCAR EL mismo sino sera un PARASITO!

Entradas populares