Bravo Mendel



Dentro del oscuro, escabroso y luctuoso panorama nacional, todo lo que es diferente, es decir claro (no la marca, esa se hace notar sola todo el tiempo), positivo, festivo y bueno se pierde, se ignora, se diluye, se olvida.

Y como hablar de lo malo ya es algo generalizado, quiero hoy comentar algo más que bueno, algo que escribe el nombre de Guate con tinta de un color distinto, algo que nos da esperanza (no de la política), algo que, personalmente me tiene muy feliz.

Hablo del cineasta guatemalteco Mendel Samayoa quien recientemente participó en Cannes por su trabajo como coproductor y director adjunto de la película Lookin for Palladine, algo para batirse en aplausos.

Pero más que esto, que es bastante, vale decir que Mendel es de esos artistas guatemaltecos que tiene logros de este tipo, como recompensa a su trabajo tenaz, a su solidaridad y a que es de esas personas que no dejan de soñar.

Ahora que pienso en él por esto, recuerdo Sweet Dalila, La Paciente, que por cierto se presentó hace dos días en un cine de la ciudad, pienso en su trabajo En donde acaban los caminos, en los talleres de guiones en los que ha compartido su experiencia, pienso en Agacine y pienso además en una persona maravillosa.

Por eso, hablar de Guatemala viendo solamente lo feo, lo malo, lo triste, no tiene caso hoy para mí, apostar por el arte en este país dicen algunos que es de locos, yo diría que es lucro para quijotes. Vivir los sueños y que estos nos toquen de alguna forma y llevarlos a los demás, en cambio, es logro de creadores.

Estas son las cosas que hay que hacer notar también en los espacios noticiosos y colectivos, los logros de Mendel y de los otros cineastas chapines, el éxito de festivales como el de Animal del Monte que concluyó hace unos días en Xela con más de 12 mil personas presentes, la fantástica convocatoria que tuvo Sin Casaca en las Cien puertas a finales de abril, a pesar del concierto del Buki. Esas son las personas que merecen llamarse guatemaltecos.

La Hora, 22 de mayo de 2008.

Comentarios

Leon dijo…
Estamos de acuerdo, honor a quien honor merece. Se me había olvidado que Mendel era el creador de Sweet Dalila. Disfruté mucho esa serie. Ojalá todas las noticias fueran así.
JUan Pablo dijo…
Si, que bueno que pasen cosas así, es un orgullo que hayan guatemaltecos como Mendel Smayoa
Es increible como tanta negatividad nos ciega a las cosas pequeñas pero que nos hacen sentir un orgullo grandisimo! Yo no estaba para nada enterada de esto....pero definitivamente es una nota que alegro mi dia!
Anónimo dijo…
a que chulo es
Sergio dijo…
Claudia, comparto el entusiasmo que despierta conocer el trabajo de este compatriota. Solo me pregunto si verdaderamente era necesario contraponerlo frente a lo feo, malo, triste del país. Era un contraste necesario? debemos mantener la dualidad para reafirmar que algo es positivo o es posible solo valorar las cosas en su justa dimensión?
Le mando un abrazo.
PROSÓDICA dijo…
Ah pues gracias Mendel y felicidades!!!.

buena onda por informarnos.

saludos

Entradas populares