Ojala empiecen con el pie derecho

El año empezó y lo que viene, lo más cercano, la toma de posesión, la distribución de ministerios, secretarías y huesos, es quizá uno de los temas que más ocupan las conversaciones y las ilusiones de algunos, pues, de los que esperan que algo les traiga el nuevo gobierno de la social democracia.
En lo que a mi respecta, espero que más que por amiguismos los puestos se den por capacidad, y deseo con todo mi ser que las cosas les salgan bien, porque claro, los ciudadanos de a pie, nos beneficiaremos con eso. Porque quienes votamos, independientemente de por quién, merecemos una respuesta a nuestra fe, depositada en urnas, las cuales metafóricamente hablando, siempre han sepultado las ilusiones de la población.
Sin embargo es importante anotar algunas cosas: el cambio de mando se anuncia pomposo, ojala que no gasten mucho en eso, porque no se puede empezar ni el año, ni el gobierno despilfarrando los escasos recursos que se tienen, sobre todo, si de pronto ese dinero podría menguar el hambre de otras personas.
Ojala que quien tenga a su cargo el Ministerio de Cultura haga un esfuerzo por que esta (la cultura) se propague, que quite los premios sin sentido y que dé ese presupuesto a la publicación de autores en los departamentos, al apoyo de la danza, del teatro, de la pintura en todo el país, que no sean los mismos de siempre los que tengan las puertas del Palacio Nacional de la Cultura para sus exposiciones y presentaciones, y que el arte se vaya a las calles también. Sería muy bueno que sacaran una revista mensual, ya que padecemos desnutrición de publicaciones de este tipo.
Lo mismo para el futuro Ministerio de la Familia, la descentralización es importante, apoyar a las cooperativas de mujeres, a quienes trabajan además respetando el medio ambiente, fortalecer el proyecto de educación a la niña y de educación bilingüe y que todo lo que se está empezando a hacer ya con las personas de la tercera edad se multiplique, especialmente en las áreas más lejanas.
Esto por mencionar algunas, ya que todas las instancias del Estado son importantes para el desarrollo integral del país y de sus ciudadanos, lo más importante es la honradez de quienes tienen las dependencias a su cargo, la responsabilidad y sobre todo la humildad, digo, que no olviden que no van a ser los dueños de nada, ni que lo intenten.

La Hora, 3 de enero de 2008.

Comentarios

manu-el dijo…
Allá va mi comentario...
conociendo los peligros de la socialdemocracia, que en seguida se duerme y no quiere incomodar, queridísimos guates les insisto: no les dejen descansar, aunque algunos interpreten eso como acoso derechista, no les dejen quedarse en las buenas intenciones, recuérdenles que "obras son amores y no buenas razones", no les agobien hasta el límite pero exijan unos mínimos...o llorarán el tiempo perdido, la decepción y las esperanza. Ánimo y suerte!!!
Leon dijo…
Podría ser, como dice mi cuate don Fausto, que empiecen con el pie derecho, lo malo es que falta definir qué clase de caite se van poner para darlo.
manu-el dijo…
qué es caite, león?

Entradas populares